Postales del ventrílocuo, de Abraham Truxillo